Tuesday, November 28, 2006

Como formar a un niño?

Los ultimos dias hemos visto en diarios y television lo que le paso a Pamela y el abuso que sufrio en el colegio que la llevaron al suicidio con solo 13 años. Como puede ocurrir algo asi?, como alguien te puede presionar a esa edad para que pienses que no vale la pena seguir viviendo?. Mucho se ha dicho sobre como los niños toman estos abusos y los sobre dimensionan, igual las notas y todo lo que vemos en esa etapa tan horrible para algunos niños.
Yo siempre trato de decirle a mi hija las cosas como son, es solo una etapa de tu vida en la que te obligan a hacer muchas cosas pero que en menos de lo que imaginas se termina y puedes hacer lo que tu quieres. Y que aunque el tiempo en el colegio no le resulte tan agradable hare lo mejor que pueda para que en casa lo pase bien y contrareste los malos ratos en el colegio.
El año pasado cuando mi hija estaba recien en kinder el colegio tuvo una junta de padres en donde el colegio te decia cuantos de los alumnos que salieron del colegio les habia ido bien en la psu y cuando habian entrado en tal y cual universidad. A mi que me importa eso!. Y le dije a otros padres cuando termino la reunion que eso me importaba poco, mi prioridad es que mi hija sea feliz en el colegio, que se sienta comoda, que tenga amigos, que disfrute de su edad. Las notas no son tan importantes en mi caso solo han probado que son una limitacion para descubrir que quieres ser realmente en tu vida. Se que muchos padres no piensan asi y si ven a su hijo con buenas notas piensan que esta todo bien cuando es al contrario, un niño que se dedica a sacar puros 7 lo mas probable es que tambien sienta mas presion que los demas.
Aparte de eso esta la presion de hacer vida social en un lugar donde pasas tantas hora al dia. Es preocupante saber que pasa por la mente de estos niños.

Ayer mi hija llego con una nota de la profe de que no trabajo en clase en la hora de matematicas y cuando veo los problemas entiendo que fue lo que paso y a continuacion pongo el problema que les pasan a los niños de 1ero basico (ojo, tomen en cuenta que recien aprendieron a leer):
- Escribe una sustracción que cumpla con la estimación dada
El resultado es menor que 60 y mayor que 50
- En un tren van 45 personas, cuando llegan a la primera estacion se bajan 15, cuantos pasajeros quedan en el tren?

Ahora bien, el problema no es llegar y sumar o restar, esta en saber que hacer y cuando eres chico tienen que enseñarte a pensar como un adulto. Pero no es ese el problema, es una cosa de entrenamiento. El problema es cuando no terminas un ejercicio o te portas mal en clase y la profesora con su psicologia adulta prefiere decirte en frente de toda la clase que no trabajaste, como fulanita si pudo trabajar y tu no?.
Los adultos tenemos la tendencia a comparar pensando que eso hace que el niño desarrolle un caracter mas fuerte o modifique su comportamiento. _"porque lloras asi, no te da verguenza, ese otro niño te esta mirando, como el se sube al trencito y no llora?", nunca han escuchado esto?. Esta es la manera de educar a un niño?. la verdad de las cosas es que nadie sabe como educar a nadie, se cree que echando a perder se aprende?. Tengamos mas cuidado en como formamos psicologicamente a nuestros hijos, en como les enseñamos a afrontar diversas situaciones para vivir en sociedad y no colapsar frente a los abusos de los demas.

2 comments:

tecladista61k said...

Yo, encuentro que es patético que un/a profesor/a que tiene NINÑOS a su cargo te diga que "echando a perder se aprende". Uno no puede simplemente asumir que jodiéndole la vida a un niño va a aprender a tratarlos. En mi opinión esa gente debería tener prohibido ejercer cualquier trabajo que le relacione con niños. Y la profesora de nuestra niña para mí cae en esa categoría, ya que insiste permanentemente en las explicaciones facilistas. Ella no quiere hacerse problema, y por último le da lo mismo lo que pase con los niños...

Y lo otro son los padres que les celebran a sus niños que hagan burla de otros y les hagan sentir mal. A esa gente debería desterrársela, por decir algo relativamente suave. Los niños aprenden a ser MUY crueles sólo de sus padres y amiguitos/as. Peor si los padres les celebran esas barbaridades.

No queremos que a nadie le pase de nuevo lo de Pamela, pero... no es la gente que nos rodea el único ingrediente necesario para que ocurra de nuevo? Nos hace falta un cambio de cultura, parece.

Marisol said...

Pasando de lado el tema de la crueldad en los niños (ojo, no por trivializarlo), me llamó muchísimo la atención el enunciado del problema que le pusieron a la Paula.
Un enunciado de ese tipo es "claro" solo para un adulto (sustracción???, estimación dada??) y aún así no se debe olvidar que incluso un adulto lo leería dos veces si se encontrara en una situación en la cual sospeche que sus conocimientos van a ser "puestos a prueba"(como un exámen o lección).

No recuerdo con sinceridad que al ser niña me hayan expuesto a ese tipo de enunciados, pero con certeza así fue. Lo sé por el resultado :S , hasta hace algunos años (cuando era ... joven), tenía temor de expresar mis ideas, mis dudas y temores y aunque mucho tenga que ver con mi personalidad, se lo adjudico también al tipo de educación que recibí en la escuela y colegio.
Todos los días trato con estudiantes adultos que han pasado por ese proceso de anulación creativa y de adaptación a los estándares considerados aceptables por la sociedad, y la mayoría sigue pasando por ese proceso ya en la Universiad. De alguna forma obscura creemos que "educar" es "adaptar": "Esto solo se puede resolver de x forma", "Debes aprender a resolver problemas de y forma", etc.
Pero educar es totalmente lo contrario, es abrir las puertas a la creatividad y ver la forma de potencializar todo lo que el niño puede traer al aula.
No creo que la profesora de la Paula sea un mounstruo, solo que no sabe otra forma de hacer las cosas. Si creo que es culpable como educadora al no tener claro que educar definitivamente no es matar la iniciativa de un niño al ponerle las cosas mas dificiles y así obligarlo a sentirse incapaz.